JAMÓN IBÉRICO BELLOTA IBERICUM 5B

JAMÓN IBÉRICO BELLOTA IBERICUM 5B
36 MESES DE CURACIÓN NATURAL GUIJUELO

Más detalles

¡En rebajas! 169,00 € IVA incluído

IBERICUM

Añadir a la carrito

ShareYourCart Discount

LOS JAMONES IBÉRICOS IBERICUM 5B PROCEDEN DE EXPLOTACIONES GANADERAS DE GUIJUELO,  ALLÍ SE CONGREGAN LOS MEJORES FABRICANTES, CRIADOS EN REGIMEN SEMIEXTENSIVO, SON FRUTO DE UN PROYECTO MEJORADO AÑO TRAS AÑO, 18 AÑOS DE TRABAJO POR PARTE DE IBERICUM DAN UN PRODUCTO DE UNA CALIDAD SUPERIOR, ALIMENTACION ESPECIAL QUE LES APORTA UN FANTASTICO BOUQUET, GRASA MAS FLUIDA Y SALUDABLE, MÁS RETROGUSTO , MEJOR AROMA, POCO SALADO Y TEXTURA FINA.

PESO ENTRE 7 - 8 KG

 

 

Este producto tradicionalmente es muy consumido en España, por lo que son distintas las elaboraciones y denominaciones que de él existen. A grandes rasgos se pueden distinguir dos tipos de jamones según la raza del cerdo del que procede, sea cerdo ibérico (“jamón ibérico”) o alguna variedad de cerdo blanco (“jamón” o “jamón serrano”). El jamón ibérico procede del cerdo de raza ibérica. Las principales características que lo distinguen en su calidad derivan de la pureza de la raza de los animales, de la cría en régimen extensivo de libertad del cerdo ibérico en dehesas arboladas donde puedan moverse, de la alimentación y de la curación del jamón, que suele extenderse entre los 8 a 36 meses. El jamón ibérico se distingue del resto por su textura, aroma y sabor singulares y distinguibles aunque el sabor varía según el grado de bellota que haya comido el cerdo, y del ejercicio que haya hecho. Se clasifica generalmente según la cantidad de bellota que haya consumido antes del sacrificio. La clasificación oficial permitida para los jamones ibéricos los agrupa en: 1 Jamón Ibérico de Cebo, Jamón Ibérico de Cebo Campo, Jamón Ibérico de Recebo y Jamón Ibérico de Bellota.

 



 

Algunas regiones con tradición de elaboración de jamones crearon, junto con el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, las Denominaciones de Origen, que exigen y controlan que los jamones ibéricos cumplan unas determinadas características para poder llevar su sello de calidad. Las denominaciones de origen reconocidas del cerdo ibérico son: Jamón Ibérico D.O. Jamón de Guijuelo, Jamón Ibérico D.O. Jamón de Huelva, Jamón Ibérico D.O.P. Los Pedroches y Jamón Ibérico D.O. Dehesa de Extremadura.

 



 

Las denominaciones de origen están protegidas legalmente por el Reglamento Europeo (CE) nº 510/2006 del Consejo de la Unión Europea. Aparte de ello existen diferentes denominaciones comerciales conocidas por el consumidor español, pero frecuentemente confundidas por su ambigüedad, como serían las de “Jamón de Pata Negra”, “Jamón de Jabugo” ó “Jamón 5J” ó “Valderado” ó “Joselito”, estas tres últimas son marcas de reconocido prestigio en España. Para valorar su calidad sólo existe la clasificación oficial, que además debe quedar plasmada en la etiqueta identificativa de la pieza (vitola). En cuanto a la clasificación, reglamentación y aplicación de la norma en relación al Jamón Ibérico se puede consultar el Real Decreto 1083/2001 y modificaciones posteriores. El jamón serrano o jamón blanco procede de alguna variedad de raza de cerdo blanco, y el jamón se distingue fácilmente por el color de la piel del pernil. Se le denomina serrano cuando se cura en clima de sierra, frío y seco. Actualmente está regulado por el Reglamento comunitario 2082/92, en el que se definen las características del proceso y del producto terminado. Este jamón diferencia tres calidades según su curación: jamón bodega, jamón reserva y jamón gran reserva. Los hay de Almería, Granada, de Salamanca, de Ávila, y de otras muchas regiones. Entre ellas cabe destacar diferentes Denominaciones de origen como el Jamón de Teruel,4 el Jamón de Trevélez5 además de otras producciones sin denominación pero con tradición jamonera como el Jamón de chato murciano o el Jamón de cerdo. En toda la zona noroeste de España los jamones también se curan tradicionalmente ahumados

 



 

 



 

Lo que más diferencia al jamón ibérico y por lo que es valorado (según el 90% de los consumidores) es por su sabor; y en el sabor, la alimentación que haya recibido el cerdo ibérico es un elemento decisivo. Por eso, a pesar de que existen cuatro categorías diferenciadas según la alimentación: Bellota, Cebo, Recebo y Cebo de Campo, en realidad las dos últimas supusieron menos del 3% de la producción total de jamones ibéricos en 2010.

 

 

 

 

 

 

 

 

A continuación en ibermena te damos más información para que puedas saber más hacerca del ibérico y sus cualidades: 

 

 

 

COLOR DEL JAMÓN DE CEBO Y DE BELLOTA ¿EN QUE SE DIFERENCIAN?

El color del jamón de bellota es un rosa púrpura y muy brillante su grasa y que cuando la tocas con los dedos se funde a la temperatura
El color del cebo es una rosa pálido y su grasa muy blanca y más dura.

 

 

 ¿ QUE ES EL UMAMI ?

Es el quinto gusto de la humanidad y que lo contienen muchos alimentos .como el queso parmesano,las algas,el atún seco,el tomate,el jamon de bellota, etc.. Lo descubrió el japonés y profesor Kikunae IKEDA fue comercializado en 1909 por primera vez. Ver libro. UMAMI en el mundo.

 En la curación del jamon el tiempo ideal es la de 12 meses más un mes por kg que pese el jamón en fresco.

 

 ¿ QUE SON LAS PINTAS BLANCAS QUE TIENEN ALGUNOS JAMONES

El porqué de las pintas blancas del jamón curado, ¿atributo positivo o defecto? En los jamones ibéricos suele ser frecuente la presencia de unos puntitos blancos que asemejan alteraciones en el producto Esos puntitos blancos se tratan solamente de cristalizaciones formadas principalmente por un aminoácido denominado tirosina que aparecen durante la degradación de las proteínas. Acostumbran a denotar una curación y maduración óptimas, y contrario a lo que pueda parecer no son para nada Seguro que alguna vez os habéis encontrado algún jamón con pintas blancas, ¿qué habéis hecho con él? Supongo que lo habréis comido sin problemas, ¿no? No obstante, ¿os habéis preguntado qué son esos cristalitos blancos o cómo se forman? ¿Qué son? ¿Qué apariencia tienen? Las pintas blancas son unos pequeños agregados de color blanco y con una apariencia similar al yeso. Estos minúsculos granos de arroz (en apariencia) están compuestos por cristales de tirosina, un aminoácido presente en las proteínas y que no entraña ningún riesgo para la salud. ¿Dónde los encontramos? Generalmente en los jamones de larga curación, ya sean de cerdo ibérico, de cerdo blanco, de Parma… Y cuanto mayor es el tiempo de curación, más pintas blancas se encuentran. ¿Cómo se forman? Las proteínas del jamón se hidrolizan (se rompen en aminoácidos) durante el proceso de secado-maduración. Luego la tirosina (uno de esos trocitos de proteína) unida a las condiciones de pH, humedad y sal del producto empieza a formar cristales grandes que son los más estables (desde el punto de vista termodinámico). ¿Es un defecto del jamón o un atributo positivo? Mmm… A mi parecer se trata de un atributo positivo, que un jamón tenga pintas significa que ha curado lentamente, característica tecnológica de los jamones de alta calidad. Además con los espesores de loncha que solemos comer el jamón en boca apenas se notaría. No obstante, si la presencia de cristales es excesiva yo lo consideraría como un defecto. Conclusión: No hay problema en comer jamones con pintas blancas, se puede considerar un factor de calidad siempre y cuando no sea excesivo.

 

 ¿ COMO DISTINGUIR UN BUEN JAMÓN IBÉRICO ?

1-Nos fijaremos en 4 puntos,la canilla fina, cuanto fina mas pureza del cerdo.

2-En la pezuña debe ser negras y redondeadas, señal de haber caminado por la dehesa, pezuñas largas señal de estar estabulado.

3- la pata debe ser estilizada y alargada, si es menor calidad será mas corto y más barrigón,seria cruzado o Serrano

4- y el tocino de cobertura debe ser muy amarillento y gelatinoso, que el dedo se cuele si hacer fuerza, bellota. si el tocino es duro la calidad es inferior en su alimentación ,piensos etc. Como diferenciar un jamón ibérico de un jamón blanco Serrano ¿dónde me fijo? En el aspecto exterior es muy notable. Pasos a seguir para una buena cata, Visual, aroma, textura, y gustativa ….

 

 ¿ COMO CATARLO ?

VISTA La primera vez que nos enfrentamos a un jamón es a través del sentido de la vista. Es importante que el jamón se mantenga a temperatura ambiente a la hora de cortarlo, ya que la grasa intramuscular estará a temperatura ambiente, líquida, eso permite que se extienda por la superficie del jamón cuando se va a proceder a cortarlo, lo que nos facilita este proceso. Una de las características de calidad es el vetado (grasa intramuscular) que se observa en el jamón a simple vista al cortarlo. La grasa que recubre toda la superficie del jamón es de color amarillo, con mayor o menor intensidad según cada proceso de maduración. Una grasa demasiado amarilla nos indica matices de sabor rancio. El color de la grasa en las zonas internas de la pieza debe ser blanca / rosada / ligeramente amarilla. Esas tonalidades de la grasa interna son indicadores de la calidad del jamón; cuanto más fluida y abundante sea, mejor será el jamón; y mejores cualidades tendrá en boca. OLFATO ,GUSTO y TACTO. Según realizamos el primer corte debemos acercar la nariz a la pieza; ahora se descubren esos aromas tan característicos intensos, agradables y equilibrados. Es necesario además de olerlo, probarlo; ahí interviene el sentido del gusto. El jamón tiene que estar sabroso pero no salado. Cuando introducimos una rodaja de jamón en la boca explosionan los sentidos……se desprenden las sustancias volátiles olorosas que inundan nuestra naríz y boca, esto se llama ‘flavour’ Podemos analizar la persistencia, que es un flavour constante y continuo; intensidad, rancidez, el aroma a curado tan característico de este producto. En la boca, al masticarlo, podemos experimentar distintas sensaciones; de sequedad, porque tenga demasiado tiempo de curado; Jugosidad, la humedad que se produce cuando masticamos junto con el efecto de fluidez de la grasa, son los dos factores que componen la sensación de jugosidad. Cuanta mayor jugosidad presenta una pieza, mayor calidad se le atribuye al jamón; Dureza, una dureza excesiva no es agradable debe presentar un punto óptimo de curación, nunca demasiado